El nuevo Plan Estatal de Vivienda 2013-2016 apuesta por la rehabilitación. Ya se ha dicho, en el actual momento sin dinero ni necesidad de construir obra publica, la Administración quiere poner el foco en la rehabilitación de casas. Para creer empleo en el sector, sí, pero también porque hace falta. Más de 5 millones de viviendas tienen más de 50 años y necesitan algo más que un lavado de cara.

Habrá un máximo de 5.000 euros para mejorar la eficiencia energética, asegura la ministra de Fomento, Ana Pastor, que el nuevo plan va a suponer, en el ámbito de la rehabilitación y regeneración urbana, la creación de 32.000 puestos de trabajo por las ayudas directas y de 105.000 por la inversión productiva total.

Dentro de ese plan, el proyecto de ley de Rehabilitación, regeneración y renovación urbanas prevé ayudas por vivienda de hasta 13.000 euros. Las ayudas podrán ser de hasta 4.000 euros por vivienda para la conservación, otros 4.000 para obras de accesibilidad, y un máximo de 5.000 euros para mejorar la eficiencia energética.

Son al menos los datos que la propia ministra ha explicado en el Parlamento esta semana. El Pleno del Congreso rechazó este jueves con los 197 votos de PP, UPyD, CiU, UPN y Foro Asturiasdevolver al Gobierno este proyecto de ley, tal y como pedían el PSOE y la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) con sendas enmiendas de totalidad, que sí lograron el apoyo de otras formaciones como el PNV, Compromís-Equo y el BNG.

83.532 viviendas en edificios ruinosos

A la vista del estado del parque de viviendas la rehabilitación parece necesaria. De los más de 25 millones de viviendas, más de 5 millones tienen más de 50 años y más de 8,5 millones entre 30 y 50 años, mientras que cerca del 60% de las viviendas españolas se construyó sin normativa de eficiencia energética.

Según Pastor, en España hay 83.532 viviendas en edificios ruinosos, 265.788 en mal estado,1.380.531 en estado deficiente y 156.208 viviendas que carecen de servicio o aseo.

El Gobierno estima que las modificaciones incluidas en la Ley de Rehabilitación, regeneración y renovación urbanas podrían movilizar unos 260.000 millones de euros de inversiones hasta el año 2050, lo que conllevaría la creación de unos 130.000 puestos de trabajo en la primera década de aplicación de las medidas, el mantenimiento de 170.000 empleos durante la ejecución hasta 2030 y la conservación de unos 120.000 puestos de trabajo a largo plazo.

 

Share This