Para hacer frente al frío del invierno (y del otoño, por lo visto) tenemos a nuestra disposición distintas formas de calentar nuestra casa. Desde los radiadores normales, los de aceite o los eléctricos, a la bomba de aire acondicionado, pasando por estufas de butano, son solo algunos.

Ver artículo original

Share This