Con el paso del tiempo desde que entró en vigor la obligación de obtener los certificados energéticos nos han llegado correos y explicaciones telefónicas de clientes que nos han informado sobre algunos fraudes y otras formas de negocio sobre

los Certificados de Eficiencia Energética

que no hacen más que hacerte perder dinero como cliente. Algunas las podemos calificar como rumores (que se repiten por fuentes distintas). De otras tenemos experiencia propia.

Certificados de Eficiencia Energética

 

No queremos con esto decir que todos los certificados se hagan mal, es una pequeña muestra, conocemos a varios técnicos que se dedican a esto y muchos somos los que intentamos hacer las cosas bien. Si pides varios presupuestos es probable que aciertes con gente responsable pero no está de más que leas lo siguiente:

 1) Falsos Técnicos:

Varias personas nos han informado de supuestos técnicos que a la hora de realizar los certificados no se han querido acreditar.

Los certificados deben ir firmados por un técnico competente (arquitecto, arquitecto técnico o ingeniero técnico o superior con competencias en edificación). Si el técnico no se identifica,…sospecha, te cobrarán por un certificado que nunca se entregará.

2) Certificados energéticos por internet:

No es posible hacerlos así. Es necesario tomar datos del inmueble que no se pueden tomar a través de fotos o planos que os soliciten. Es sencillamente imposible. Va a dar lugar a un certificado no fiable, además de que el resultado del mismo va a ser una letra G (la peor posible) con total seguridad.

3) Abuso de intermediarios:

Con los certificados energéticos se ha generado un nuevo nicho de negocio. Los actores, los clientes (propietarios de inmuebles en venta o alquiler) y los técnicos certificadores.

Otros sectores han valorado sus posibilidades y actúan aprovechando la debilidad de las partes, la de los propietarios por su falta de información y la de los técnicos por su necesidad de conseguir trabajo.

Inmobiliarias, Portales Inmobiliarios, Plataformas virtuales, Estudios de Ingeniería y Arquitectura, Administradores de Fincas,…no todos, sólo algunos pero que afectan a una cantidad importante de propietarios, están cobrando unas comisiones desmesuradas por intermediar y poner en contacto a propietarios con técnicos que tienen dos repercusiones:

– Encarecen el servicio, o bien,

– Hacen que el trabajo realizado sea muy deficiente ya que nadie trabaja poniendo su dinero o su experiencia de su bolsillo. Si alguien hace un trabajo que cuesta 100 y le pagan 50, le va a dedicar la mitad de los recursos y esfuerzo y va a trabajar por 50. Los certificados no van a ser precisos y sus posibles consecuencias las veremos más adelante.

– Pueden ofrecerte certificados firmados por un técnico competente pero que han sido realizados por “no se sabe quien”. En este caso tus derechos están a salvo pero la calidad del certificado probablemente no sea la que has pagado.

4) Certificados energéticos sin IVA:

Los certificados quedan registrados en el Ministerio de Industria, el Ministerio de Hacienda tarda segundos en confrontar los datos. Quien os cobre sin IVA el sabrá lo que debe hacer pero como clientes también tenéis responsabilidad.

El sentimiento que palpamos en los clientes es que esto es un “impuestazo” y les da igual la calidad del certificado.

Cada uno es libre de hacer lo que considere oportuno, pero debéis saber que:

Los certificados van a formar parte de los contratos. Un certificado mal hecho es un documento que aporta falsedades. Puedes perder tus derechos contemplados en el contrato por FALSEDAD DOCUMENTAL

Los certificados mal hechos van a obtener una calificación muy mala (esto no significa que los que están bien hechos no la puedan dar, en este caso es problema del inmueble y para eso se piden). No pasarán muchos años para que impuestos como el IBI tengan en cuenta este tipo de calificaciones. Será la aplicación del principio, “el que contamina paga” pero también es cierto que esto es adelantarnos y es una conjetura.

– El sentido de los certificados es que conozcas mejor el inmueble y le puedas ofrecer esa información a tu futuro inquilino o comprador para que en el momento que una de estas partes se plantee hacer una reforma, sepa cuál es la más interesante para mejorar el gasto en energía y hacer una reforma para que te provoque ahorro.

Es cierto que para mucha gente no es el momento más adecuado pero es más cierto que hacer este gasto y que no sirva para nada es la peor opción posible.

No hemos hablado en ningún momento de las multas y sanciones previstas para irregularidades con los certificados ya que todo lo explicado no tiene que ver con las multas, sino con el uso que haces como propietario de tu dinero. Las posibles multas refuerzan lo expuesto.

Si no estás de acuerdo con lo escrito anteriormente, estaremos encantados de conocer tu opinión. Escríbenos un comentario o comparte el artículo.

Te esperamos.

 

Share This