Así quedarán los Jardines y la Plaza de Farolas junto al Centro Botín.

 

La recuperación e integración urbana de la Plaza de Alfonso XIII será una de las claves de la próxima remodelación y ampliación de los Jardines de Pereda, que pretende crear un espacio que nacerá con “vocación de permanecer los próximos 100 años”, sin perder la “memoria” de su pasado, a través de sus elementos más emblemáticos, para unir Santander con su bahía. El proyecto de mejora de este entorno histórico de Santander contempla convertir a la plaza de Las Farolas, como se la conoce popularmente, en un espacio protagonista clave como antesala de los Jardines, a modo de bienvenida. Y por los jardines el suelo será de hormigón azul oxidado y reflejarán la luz. Así lo ha explicado el paisajista Fernando Caruncho, autor del proyecto ante cientos de personas que han asistido a la presentación del proyecto en el salón de actos del Palacio de Exposiciones. Esta intervención paisajística, que costará ocho millones de euros aportados por la Fundación Botín, hace hincapié en facilitar y potenciar la conexión de todos los espacios y prevé una zona infantil más amplia.

“Este jardín está lleno de memoria y de voces”, ha subrayado Caruncho, quien también ha apuntado a la bahía de Santander como “elemento de vacio esencial” en su composición para este proyecto que busca la relación de ambos con el Centro de Arte Botín.

Para ello, ha destacado el papel que jugará la plaza de Alfonso XIII, que pasará a tener una forma de elipse, con un borde exterior de granito y unos caminos diagonales en su interior, en hormigón oxidado en azul para fundirse con el color de la bahía y con distintos brillos para reflejar la luz.

Según ha señalado, este espacio tiene la vocación de convertirse en “un gran salón” de entrada al Centro Botín, donde se podrán celebrar distintas actividades, y de “puerta de entrada” a un espacio de naturaleza, que es en lo que busca convertir los jardínes de Pereda . “Necesitamos la conexión con la naturaleza en el centro de las ciudades”, ha subayado Caruncho, quien ha incidido en la “unidad” de su diseño con la ciudad. “El jardín no va por un lado y la ciudad por otro, aquí se ha intentado trabajar con vocación de continuidad”, ha apostillado.

 

 

Share This